Entradas

¿Estamos preparados para ser felices?

  "En la  filosofía oriental , la felicidad se concibe como una cualidad producto de un estado de armonía interna que se manifiesta como un sentimiento de bienestar que perdura en el tiempo y no como un estado de ánimo de origen pasajero."  Sin embargo, ¿existe esta verdadera felicidad? El concepto de felicidad no puede desligarse de lo humano y de la experiencia del vivir. La felicidad está ligada al ser, más que al tener. La búsqueda de la felicidad y la reflexión en torno a este asunto ha sido siempre un tema importante de la historia de la filosofía. Han existido varios puntos de vista y varias corrientes que abordan este problema. Principalmente podemos distinguir dos movimientos que reflejan ideas completamente opuestas: el Hedonismo que se centra en la búsqueda del placer y la supresión del dolor y el Estoicismo que refleja una corriente casi opuesta en la que se debe prescindir de lo superfluo y llevar una vida basada en la razón y la moral. La mayoría de la gen

Enrique no existe

  Enrique no existe. Existe Enrique el hijo, Enrique el melómano o Enrique el profesor de filosofía. Enrique el que llega cada mañana, abre las ventanas, hace un repaso de lo anterior y dice “vamos a aprender cosas nuevas que falta nos hace”. Ese es el que yo conozco, o creo conocer. Porque, tal y como decía Platón en el mito de la caverna, puede que el Enrique que conocemos sea solo la sombra del verdadero enrique que por la luz de la hoguera hace que se refleje en la pared sumiéndonos en esa doxa que nos hace creer que realmente le conocemos. O al igual que decía Descartes ¿deberíamos aplicar la duda metódica? Pues, ¿no será posible que Enrique sea un genio malvado que intenta engañarnos con sus falsos conocimientos? Además, ¿cómo podríamos estar seguros de que nuestros sentidos no nos están engañando? ¿No será Enrique un producto que mediante una convención entre los alumnos hemos creado pero que en realidad es imposible conocer realmente? Precisamente esto es lo que han signifi

Transhumanismo frente al espejo de la ética

Imagen
  Nuestra sociedad, cultura y mundo están sometidos a un constante proceso de evolución. A medida que la ciencia y la tecnología avanzan y desbloquean nuevos conocimientos, la humanidad muta para adaptarse a las nuevas comodidades y realidades. Una corriente de pensamiento indica que todos esos cambios terminarán llevándonos a disfrutar de las ventajas de estas nuevas tecnologías conocidas como “transhumanismo”.   Esta corriente parte de la idea de que el cuerpo humano es una fuente de sufrimiento y, para mejorar como especie, no nos queda otra salida que integrarnos en la tecnología.   Pero ¿realmente esto supondría una mejora o al contrario desembocaría en la creación de una sociedad distópica que atente contra nuestros valores provocando el fin de la especie humana como la conocemos?   Como ya ha sido mencionado anteriormente, el transhumanismo tiene como principal objetivo la mejora de la especie humana mediante el uso de la tecnología. Al modificar de una manera tan drásti

La paradoja de la censura

Abordar la censura y,  por ende, la libertad de expresión en las sociedades democráticas actuales supone un asunto controvertido. Empezando por el principio, el Diccionario de la Real Academia Española define la censura como la ‘intervención que practica el censor en el contenido o en la forma de una obra, atendiendo a razones ideológicas, morales o políticas’ Ya la propia definición avanza algunos de los tipos de censura que se puede practicar, atendiendo a las razones que lo motivan. Con este criterio se puede establecer los siguientes modelos de censura: Censura moral: es la eliminación de materiales que son obscenos o de alguna manera considera moralmente cuestionable. Censura política: existe cuando un gobierno trata de ocultar, distorsionar o falsear la información que sus ciudadanos reciben, por exclusión o represión de la política de prensa –actualmente se puede extender esta acción a la información de internet-. Así la gente tendrá menos oportunidad de disentir con el gobierno

El sentido de las preguntas filosóficas

¿Tienen sentido las preguntas filosóficas?   Durante este trimestre en clase hemos estudiado las diversas ramas de la filosofía y más en concreto la metafísica y lo gnoseología las cuales intentan comprender la realidad, explicarla y reflexionar sobre el origen, la naturaleza, y los límites del conocimiento, del acto cognitivo. Pero ¿realmente es útil aprender todo esto? ¿Es poco más que un pasatiempo sin aplicaciones prácticas? ¿Deberíamos emplear nuestro tiempo lectivo en aprender cosas prácticas para la vida cotidiana? Muchos estudios han demostrado que los estudiantes que estudian Filosofía tienen un rendimiento mayor en otras asignaturas como matemáticas o lengua. Enseña a los alumnos a debatir, a argumentar y a tener pensamiento crítico, enseña también el concepto de ética, libertad, verdad. Nos forma para que sean individuos capaces de distinguir el bien del mal, lo justo de lo injusto. Ninguna otra materia hace esto. La Filosofía nos enseña a hacernos preguntas sin la